viernes, 21 de diciembre de 2018

A sus majestades los reyes...


Resultado de imagen de reyes magos




Queridos Reyes Magos:
Llevo unos años observando que en vuestra lista “top ten”, se encuentran mayormente aparatos tecnológicos como, móviles, tabletas, ordenadores, videoconsolas, drones… Así que he pensado en haceros una lista con juguetes mucho más originales, para todas las edades. Por favor, dejad al menos uno de estos en cada casa.

Para todas las edades…
Libros, los grandes olvidados. A los más peques se los pueden leer los papás fomentando la lectura compartida, y por tanto, la atención conjunta, estimulando la percepción auditiva y el mantenimiento atencional. Conforme van creciendo pueden ir sumergiéndose ellos mismos en la lectura, pues hay libros adaptados a todas las edades.

Mediante la lectura, se hacen relaciones de causa y significado, imaginando posibles alternativas que pueden surgir de un hecho concreto. Se enriquece el vocabulario y la expresión y se desarrolla la imaginación.

Para bebés…
Con este tipo de juguetes los bebés tendrán la oportunidad de explorar, sentir diferentes texturas, manipular y desarrollar habilidades motoras, perceptivas y espaciales, entre otras.

Instrumentos musicales y juguetes que representen objetos reales, para estimular la funcionalidad de objetos y la adquisición de conceptos.

Juguetes causa- efecto, con ellos los más pequeños aprenden que sus actos tienen una consecuencia y fomentan la anticipación.

Juguetes que emitan sonidos y movimientos para que los bebés aprendan a imitarlos y desarrollar de este modo el aprendizaje por observación.

Para niños de 3 años en adelante…
Juguetes que desarrollen la asociación de conceptos, formas, colores, clasificación…. y juegos que estimulen las secuencias de movimientos organizados y la coordinación óculo-manual.


Triciclos, patinetes, patines… para desarrollar la motricidad gruesa, el equilibrio, la coordinación y lo mejor de todo ¡hay que usarlos en el exterior!

Juguetes de construcción, para estimular la planificación, la creación de imágenes mentales, las habilidades espaciales y el control del impulso, pues requieren de precisión. También favorecen el aprender del error y la búsqueda de alternativas.

Puzles y rompecabezas, que fomentan el desarrollo del razonamiento lógico, de habilidades espaciales y perceptivas, la flexibilidad cognitiva, entre otras muchas funciones cerebrales.

Por último, he de recordaos que los juegos de roles como muñecas/os, cocinitas, talleres… nunca pasan de moda y ayudan a los peques a desarrollar el juego simbólico y algo muy muy importante que parece que se está perdiendo en estas nuevas generaciones, LA IMAGINACIÓN. Aún tengo esperanza y espero que el día 6 de enero haya niños que estén más ilusionados jugando con las cajas y envoltorios que con lo que contienen.

Y como sé que este año le vais a traer a todos los papás un poco más de tiempo para jugar con sus hijos, aquí os dejo algunos juegos de mesa para toda la familia:


P.D: no olvidaos de traer ilusión, esperanza y mucha fuerza, pues son el motor de nuestras vidas.
                                                                                                              Con Cariño,
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        
                                                               María Ortiz Rodríguez.
Neuropsicóloga CIVET. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario