miércoles, 8 de marzo de 2017

¿POR QUÉ MI HIJO NO PRONUNCIA COMO LOS DEMÁS NIÑOS DE SU EDAD?


“No hay nada que eduque tanto como la forma
que tenemos de hablar y escuchar a un niño.”

Mariana Vas

Todos los padres cuando los hijos empiezan a hablar, los comparan con otros niños de su edad, aunque esto no siempre es recomendable, se hacen observaciones como las siguientes: “Mi hijo habla sin parar, muy rápido y su vocabulario es muy amplio, pero pronuncia mal algunas palabras o tartamudea” “y los niños de su clase no hablan de esa forma”.

Ante todo hay que tener en cuenta  que no todos los niños son iguales y cada uno sigue su propio desarrollo, pero hay unas pautas generales y unos signos de alarma determinados que nos ayudan a saber si la evolución está siendo la correcta o, por el contrario, existen problemas que deben intentar solucionarse cuanto antes.

Con este post aclararemos algunas ideas sobre cuáles son las causas por las que se producen los errores de pronunciación, cuál es la evolución del lenguaje y habla del niño según su edad y os daremos una serie de pautas para estimular la correcta pronunciación de los sonidos en niños.

El proceso de adquisición de los sonidos del lenguaje sigue un orden evolutivo que progresa con la maduración del niño. Los sonidos se aprenden según el grado de dificultad para pronunciarlos. Esto significa que a mayor dificultad para pronunciar un sonido o una palabra más tarde aparecerá en el repertorio del niño. Durante el aprendizaje del habla, cuanto más posterior es la producción del sonido en la boca del niño, mayor es el grado de dificultad para producirlo.

“Ejemplo: es más difícil pronunciar /ga/ que /ta/ por eso el sonido /t/ aparece antes que el sonido /g/”


1. Causas por las que los niños no pronuncian bien

Los niños cometen errores de pronunciación durante el proceso de aprendizaje del habla y del lenguaje. Estos errores pueden ser motivados por diferentes causas:

-       Causa Evolutiva

Dentro de una evolución normal las dificultades en la pronunciación se van superando cuando el niño va madurando, es un proceso de maduración totalmente saludable. Todos los niños cometen errores de pronunciación de los 2 a los 4 años. En cambio, si los errores permanecen de los 4 a los 5 años se considera anómalo y necesitará tratamiento de logopedia infantil.

-       Incapacidad o dificultad para imitar sonidos

En estos casos se descarta que exista una lesión neurológica.
En estos casos la incapacidad por imitar los sonidos puede estar provocada por diferentes factores. Los principales suelen ser los siguientes:

a.    Escasa habilidad motora
b. Una vez que el niño va adquiriendo la motricidad necesaria para realizar los movimientos y va aprendiendo cuales son los patrones motores, el niños mejora su pronunciación.
c.  Dificultades en la percepción del movimiento articulatorio
d. Si el niño no es capaz de reconocer cual es el movimiento exacto para producir el sonido le será imposible imitar el sonido.
e. Dificultades para discriminar los sonidos: en estos casos los niños oyen bien pero no diferencian el sonido por falta de discriminación acústica.
f.  Falta de comprensión.

Los síntomas que muestran estos niños son la omisión de los sonidos, la sustitución de unos sonidos por otros y la deformación de los sonidos. En algunos casos el habla puede ser ininteligible si están afectados muchos sonidos. Los niños que lo padecen se muestran tímidos, desinteresados, con bajo rendimiento escolar y agresivos por la frustración que les produce el no hacerse entender con su entorno.

-       Dificultades en la audidición

En estos casos la causa que afecta a la producción de los sonidos es la audición: una audición correcta garantiza una articulación adecuada. Si el niño no oye correctamente tendrá dificultad para discriminar los sonidos. Dependiendo de la pérdida auditiva que tenga dificultará o impedirá la correcta adquisición del lenguaje. Los niños que cometen errores por un déficit auditivo tendrán una especial dificultad para reconocer y producir sonidos que sean parecidos. En este caso se necesitará hacer una audiometría para valorar la intensidad de la pérdida.

-       Anomalías orgánicas en los órganos implicados en la producción del habla

Las alteraciones se sitúan en labios, lengua, paladar duro o blando, dientes, maxilares o fosas nasales. Dependiendo de cuál sea el caso concreto se coordinará la intervención logopédica junto con el especialista que esté tratando la anomalía orgánica.



2. Evolución del lenguaje y habla del niño según su edad 

-       Los niños, a los 3 años, tienen que tener adquiridos los siguientes fonemas:

               /m/ /n/ /ñ//p/ /t/ /k/ /b/ /x/ /l/
               Diptongos crecientes: ia,ie, io, iu, ua, ue, ui, uo
               /m/ /n/ /ñ/+ Consonante

A los 4 años los niños tienen adquiridos casi todos los sonidos de la lengua a excepción de los fonemas /s/ y /z/ que los aprenden a los 5 años.

De los 4 a los 5 años de edad es una etapa crucial para la pronunciación y hay que vigilarla con especial atención. En este periodo los niños tienen que tener adquiridos casi todos los fonemas y grupos de fonemas, si persisten errores de pronunciación que pertenecen a los 3 años se consideran anómalos o patológicos. Es en este momento cuando hay que tomar decisiones y no posponer esta situación creyendo que va a mejorar por sí solo con el paso del tiempo. Recuerda que una temprana identificación asegura siempre los mejores resultados.





3. Pautas para estimular la correcta pronunciación de los sonidos en niños

-       Hablar al niño de forma clara, evitando hablarle con un lenguaje infantil.

-       No repetirle los errores que comete.

-       No tomar los errores del niño como una gracia porque puedes estar reforzando que el error se consolide.

No corregir al niño cuando se equivoca al pronunciar. En todos los procesos de aprendizaje hay que practicar. Ejemplo: Si el niño dice “quiedo caemelo” No se le dice nunca “Te has equivocado así no se dice” Se le dice: “¿Quieres caramelos?”

Cuando comete un error de pronunciación lo adecuado es repetírselo de manera correcta poniendo énfasis en la pronunciación adecuada.

Se aconseja que la alimentación del niño sea lo más variada posible, para reforzar la masticación, ya que la alimentación influye en el desarrollo del lenguaje. Ejemplo: Comer bocadillos de pan con salchichón. De esta forma la musculatura va adquiriendo tonicidad en los órganos que intervienen en el habla.

Si tu hijo tiene algunas de las dificultades comentadas anteriormente es aconsejable que acuda al logopeda para poder corregirlas.




  Loreto Delgado Boa
Logopeda y Pedagoga

CIVET SCP

No hay comentarios:

Publicar un comentario